Audi Q5 Hybrid

El deportivo Audi Q5 hybrid quattro es el primer híbrido puro en la categoría Premium del segmento medio con una batería de iones de litio de serie. Concebido como híbrido paralelo, aúna las prestaciones de un seis cilindros y el consumo de un cuatro cilindros. La propulsión corre a cargo de un 2.0 TFSI de 211 CV (155 KW) y de un motor eléctrico con hasta 54 CV (40 KW) y 210 Nm; la potencia de sistema asciende a 245 CV (180 KW) y el par motor de sistema a 480 Nm.
 
Audi Q5 Hybrid
El Audi Q5 hybrid quattro acelera de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y alcanza una velocidad punta de 225 km/h. A una velocidad constante de 60 km/h puede recorrer una distancia de 3 km en modo exclusivamente eléctrico; la velocidad punta en modo eléctrico es de 100 km/h. Su consumo medio se limita a 6,9 litros a los 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de apenas 159 g/km.
 
El SUV híbrido de Audi es capaz de circular únicamente con el motor de combustión, únicamente con el motor eléctrico, y en modo híbrido; además puede entrar en modo de recuperación o en modo de aceleración intensa (boost). El conductor dispone de tres programas para elegir: el grupo de características EV (Electric Vehicle) da prioridad al modo eléctrico, el programa D optimiza el consumo de ambos motores, y el modo S ha sido concebido para una conducción deportiva.
 
Audi Q5 Hybrid

Para la transmisión de la fuerza se ha optado por un tiptronic de ocho relaciones ampliamente modificado que funciona sin convertidor de par. Su lugar lo ocupa el motor eléctrico en forma de disco, que está combinado con un embrague multidisco. Dicho embrague acopla o desacopla el motor eléctrico y el motor TFSI y funciona con extraordinaria precisión en cualquier situación, de un modo suave y rápido.

 
El acumulador de energía consiste en un sistema de batería de iones de litio que pesa sólo 36,7 kg; la compacta unidad, situada debajo del suelo de carga, no reduce el volumen útil del maletero. La batería, compuesta por 72 celdas, ofrece 1,3 kWh de energía nominal y rinde 39 KW de potencia.
 
En función de las necesidades se refrigera a través de dos vías: con aire procedente del habitáculo del vehículo o con aire procedente de un circuito de refrigeración acoplado al climatizador automático principal.
 
Audi Q5 Hybrid

Un compacto y ligero módulo electrónico de potencia, refrigerado también con agua al igual que el motor eléctrico, transforma la corriente continua de la batería en corriente alterna. El módulo electrónico de potencia integra un transformador CC/CC encargado de acoplar los consumidores en la red de a bordo de 12 voltios a la red de alta tensión. En ésta, todos los componentes relevantes están galvánicamente aislados, es decir, sin conexión conductora con el resto del vehículo. Cuando el tensor del cinturón o los airbags se activan, el sistema de alto voltaje se desconecta automáticamente de la tensión. 

 
En comparación con los otros modelos de la serie, el Q5 hybrid quattro presenta unas dimensiones ligeramente diferentes en altura, ancho de vía y batalla. A simple vista se da a conocer por las inscripciones hybrid, las llantas de 19 pulgadas en diseño de turbina de diez brazos y en las molduras de acceso con inscripciones hybrid. Los paragolpes están completamente pintados, y como color exclusivo para la carrocería se pone a disposición del cliente el Plata polar metalizado. 
 
El concepto de indicación del Audi Q5 hybrid quattro muestra de un modo transparente los estados operativos del sistema de propulsión híbrido. En lugar del cuentarrevoluciones, el cuadro de instrumentos integra un powermeter, cuya aguja indica la potencia global del sistema en una escala con un porcentaje del 
0 al 100. 
Audi Q5 Hybrid

Una segunda escala se halla dividida en segmentos de colores; los sectores verde y naranja indican claramente el modo en el que está circulando en ese momento el Q5 hybrid quattro. Un instrumento adicional señala el estado de carga de la batería.

Al mismo tiempo el display en color del sistema de información al conductor y el monitor del MMI navigation plus, perteneciente también al equipamiento de serie, indican los flujos de fuerza y los modos operativos en el sistema híbrido en forma de elegantes gráficas. La pantalla del MMI muestra además una estadística diferenciada del consumo y de la recuperación de energía.
 
El tren de rodaje realza el carácter deportivo del Audi Q5 hybrid quattro. Reduce 25 mm la altura de la carrocería; las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas se montan de serie y las de 20 pulgadas están disponibles con carácter opcional. Los grandes frenos garantizan una potente deceleración, y el servofreno es alimentado adicionalmente a través de una bomba de vacío eléctrica. Una compleja estrategia de regulación adapta las operaciones de frenado a los diferentes requisitos de la conducción en modo eléctrico y de la recuperación de energía.
 
El compresor del climatizador dispone de un accionamiento eléctrico de alto voltaje; un calefactor eléctrico adicional completa la calefacción del habitáculo. En total, los componentes específicos del sistema híbrido suponen un peso adicional inferior a los 130 kg. El peso en vacío del Audi Q5 hybrid quattro, sin conductor, es de 1.910 kg, a pesar del abundante equipamiento, que incluye también el Audi Sound System y la banqueta trasera plus. 

Su precio de partida es de 53.900 euros.

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Colabora o contacta con nosotros

¿Has visto algún error? Ponte en contacto con nuestros webmasters  |  ¿Quieres publicitarte? Contacta con nuestro departamento de Publicidad.
¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Contacta con Motor 66.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política